Los regalos extraordinarios. Muchos piensan en ellos. Le ofrecemos la posibilidad de hacer un regalo no solamente extraordinario, también único. 


En vísperas de fiestas, jubileos y cumpleaños muchos sueñan con mostrar su individualidad, distinguirse de otros en la selección del regalo. Y es justo, pues la época en que un disco se consideraba como el mejor regalo ha pasado ya definitivamente.  Los regalos extraordinarios no se tiran a la papelera después de la fiesta, por el contrario ocupan un lugar digno en la casa o en la oficina, recordándonos la fiesta pasada y, claro está, la persona que lo ha regalado.

El vaso Shtox es un ejemplo convincente del regalo exclusivamente extraordinario. Destinado para whisky, servirá también perfectamente tanto para un cóctel como para refrescos, y será difícil encontrar otro florero mejor para un ramito de violetas.   

Al regalar este vaso único a una persona querida, usted le habrá regalado no solamente la posibilidad de gozar del juego de luces del vaso giratorio, también dejará los recuerdos más agradables de sí mismo. Los buenos pensamientos y la gratitud  van a volver a su propietario cada vez que su mirada caiga sobre este regalo verdaderamente extraordinario.